martes, junio 27, 2006

American Splendor




Hoy no puedo renegar de la programación del cable. Me ha dado la oportunidad de ver una película de la que había escuchado muchas referencias y que nunca había tenido oportunidad de apreciar. Más aún, sabiendo que la película era una adaptación algo inusual de un comic underground - casi de culto- en Norteamérica.

Generalmente los comics representados por el mainstream norteamericano (y sus lamentables adaptaciones cinematográficas, con honrosas excepciones) nos traen a personajes estereotipados, enfundados en mallas multicolores, poseedores de poderes increíbles, secretos inconfesables y novios de la más linda del barrio.A veces también nos traen a sujetos deformes, sub-productos de ensayos fallidos de laboratorio y resultado directo de los errores que el hombre comete cuando juega a ser Dios.

Pocas veces el héroe de turno es un sujeto gruñón, malgeniado, invariablemente pesimista, de apariencia desaliñada y que nos restriega en la cara que el mundo perfecto es para la gran mayoría de mortales tan solo una quimera. Pues este es uno de esos casos. El personaje central del cómic es un sujeto aparentemente normal, desaforadamente común y bastante corriente como para poder convertirse per se en un "working class hero". Trabaja como dependiente en el archivo de un centro hospitalario y es una suerte de cronista de su ambiente de trabajo, de las vivencias de las personas que lo rodean pero por sobre todas las cosas una suerte de taxidermista frustrado de su agridulce cotidianeidad.

En la vida real Harvey Pekar decide hacer de sus experiencias personales, colectivas y cotidianas un guión de comic y con ayuda de su amigo Robert Crumb, caricaturista con cierta experiencia decide crear su propio comic, American Splendor, historieta de culto en donde el personaje central es...quien más podría ser sino Harvey Pekar y que una vez publicado fue unánimente elegido como el más vívido retrato de la clase obrera norteamericana de fines de los años 70.

Imagínense por un minuto que son autores de una bitácora(o blog) bastante popular en el ambiente blogosferil y que esa leyenda urbano-virtual que dice que hay un cazatalentos disfrazado de bloggero es cierta.Un día en la tranquilidad de su hogar prenden la PC y descubren que el cazatalentos quiere hacer una película sobre la vida, las experiencias y el día a día que narran en su bitácora, una película, donde el autor de la bitácora será el personaje principal , en donde paralelamente se describirá el proceso creativo del afortunado blogger y se recrearán las historias comentadas por este. Aceptarían el reto? Bueno, mientras piensan la respuesta les comento que Harvey Pekar aceptó el reto y no solamente colaboró en la conceptualización, escritura del guión, selección de los actores y exitosa adaptación del comic sino que llega a actuar en la película, haciendo de...Harvey. Como?? Asi es,American Splendor(Usa,2003)es un interesante ejercicio cinematográfico que recrea el proceso creativo de Harvey Pekar(interpretación brillante de Paul Giamatti)y lo entresaca a buen ritmo con los comentarios mordaces y polémicos del Pekar de carne y hueso.Una propuesta audaz que no solamente recrea con buen registro las viñetas del comic sino que llega a mezclar a los protagonistas del documental con los protagonistas de la ficción (y por momentos cuesta diferenciarlos!!!!!)

El resultado de esta mezcla es óptimo, no solo porque las interpretaciones de Giamatti como Pekar y Hope Davis en el papel de la esposa-Joyce Brabner- son estupendas sino además porque los personajes de carne y hueso son gente auténtica, directa, sin poses, dobleces o ambagues, se podría decir en el colmo del atrevimiento que se podrían intercambiar los roles entre los protagonistas de la parte documental y ficcional...y pocos notarían la diferencia.

Esta suerte de ósmosis entre personajes, historias, ficción y realidad es muy bien manejada por la pareja de directores (y esposos en la vida real)Shari Springer Berman y Robert Pulcini , quienes a traves de la puesta en escena y su propuesta estética nos demuestran como la vida de gente aparentemente ordinaria puede dar pie a una historia extraordinaria.

Vean la película (me imagino que la repetirán esta semana en HBO) y sigan blogeando. El cazatalentos siempre esta al acecho y uno nunca sabe cuando va a aparecer en nuestra bandeja de entrada para ofrecernos acceso directo a nuestros merecidos 15 minutos de fama.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena reseña y buena película. Si no fuera por tus angustiantes faltas de ortografía y tu manía de poner las comas y los puntos donde no deben estar, tus posts se leerían bien Schatz. Espero mejores esto. Es una crítica constructiva de alguien que siempre los lee.

Me gusta mucho como escribe Vero.

Saludos,
Arturo

schatz67 dijo...

Nunca más vuelvo a redactar en la plantilla de Blogger, ni siquiera se puede justificar ni alinear párrafos,menos apelar al corrector de word.Espero que con las correcciones la reseña haya quedado mejor

Es una película tan buena que no merece una reseña con errores. Apropo, sería bueno Arturo saber donde escribes para poder aprender y nutrirme de tu variado acervo linguistico y gramatical.Sal del closet y avisame donde se te puede leer.

Schatz

Anónimo dijo...

No tengo blog. Solo me gustan las críticas de cine. Veo que sigues poniendo los puntos mal, aún en el comentario. No culpes al sistema, tus demás compañeros críticos no fallan en eso. Debe ser que eres un poco apurado. Tu análisis es bueno, por ende se merece un poquito de paciencia al redactar. Pero da igual, no toda la gente está acostumbrada a una buena redacción y supongo que a tus lectores les importará poco. Es sólo un detalle.

Saludos,
Arturo

verolindapechocha dijo...

Arturo, gracias x lo que me toca, pero francamente... No veo el nombre de Martha Hildebrant entre nuestros colaboradores.

monich dijo...

¡Qué riguroso Arturito!. Como ya lo dijo Vero, ninguno de nosotros es lingüista ni pretende serlo. Reláte un poco y disfruta del cine, que es lo mismo es lo que nosotros hacemos.

monich dijo...

jajaja, ¡ya ven!.. cometí un error en el comentario... un "es" y un "lo" salieron sobrando....Seguramente tanta rigurosidad me puso nerviosa.

schatz67 dijo...

La plantilla de blogger no ofrece posibilidades de corrección como la de word,en todo caso,acepté las sugerencias y volví a publicar el comentario.Si no ha salido perfecto lo siento mucho por las educadas pupilas de Arturito.La tónica de este blog pasa por el análisis y crítica de cine más no por la puntillosidad en cuestiones de redacción y puntuación.

Cierto artefacto digital que detecta anomalías graves e irreversibles en la distribución de los cromosomas XY (cuyo uso expliqué una vez a Vero)se activa inexplicablemente en HIGH cuando veo este tipo de comentarios.Más aún cuando son anónimos y sin ningun tipo de referencia.

Saludos chicas

Schatz