miércoles, agosto 09, 2006

Festival: Adorablemente Enojada (EE.UU.)

¡Muy buenaaaaaaa! Me encantó y espero sinceramente que pasen Adorablemente Enojada (2005) en la cartelera comercial, presiento que así será. Pero por si las dudas, asegúrense una entrada en el Festival ElCine. Esta es otra película de la sección Presentaciones Especiales.

La última vez que vimos a Kevin Costner fue en un mediocre papel en Dicen por Allí, pero su papel como el alcohólico, vecino y ex-beisbolista Denny Davies en esta película, es su verdadero comeback, su real retorno al buen cine desde Danza con Lobos. Coster encanta con su tierno y a la vez fuerte papel en esta película. Es como un perrito que se deja adoptar...

Pero la que se lleva las palmas absolutas es la flaca Joan Allen, como Terry, una mujer de buena posición, madre de cuatro hijas, quien ha sido abandonada por un marido que ha huido con la secretaria. Su actuación es tan convincente que francamente nos llegamos a creer su papel de mujer madura extremadamente guapa y adorablemente neurótica (más que enojada). Su vida es un caos y sus hijas y su vecino (caprichosamente enamorado de ella) no ayudan, tiene razones demás para estar muy enojada y querer vivir en permanente estado de ebriedad. A Joan Allen la había visto actuar en muchas películas, pero nunca como protagonista. Todo un destape. Si la ven deberán coincidir conmigo. Ella sabe como explotar el humor negro al máximo.

Capítulo aparte merecen las actrices que interpretan a las cuatro hijas. Todas son caras conocidas de la TV:

Está la mayor, Alicia Witt como Hadley, la linda pelirroja que actuaba en Cybill. A esta hija la madre le achaca todas sus frustraciones académicas, sin mucho éxito, pues aunque esta es la única de las hijas que llega a ir a la universidad, no seguirá su carrera...

Luego está Erika Christensen (quien tuviera un papel notable en Traffic, 2000, como hija coquera de zar anti-drogas de EE.UU.), quien se niega de plano a estudiar una carrera y con ayuda de Denny conseguirá trabajo en la estación de radio en la cual él conduce un programa.

Le sigue una rejuvenecida Keri Russell, la popular Felicity, y a quien viéramos hace poco en un papel más adulto en Misión Imposible 3. Sinceramente, dadas sus características físicas, mejor le quedan los papeles de escolar. En este film, ella es una bailarina de ballet, cuyos planes tampoco son acordes a los de su madre, además de tener un temperamento bastante frágil que en cierto punto de la historia la harán desmoronarse.

Y por último, la menor de las hijas, Popeye, quien además hace de narradora de la historia: la cada día más linda, Evan Rachel Wood, quien ganara popularidad en la teleserie Once and Again y en la controversial película A los 13. Le auguro una muy buena carrera en el cine a esta muchachita, ojalá siga escogiendo bien sus proyectos. Aquí ella es la hija quinceañera enamorada de un chico gay.

La película comienza con la escena de un funeral e inmediatamente retrocede tres años en el tiempo, así que durante todo el rato el espectador se mantiene en suspenso, por saber al funeral de quien se estaba asistiendo en la primera escena. El final es completamente inesperado.

Mike Binder dirige, escribe y también actúa en este film. Me encantan estos genios de Hollywood que pueden hacerlo todo a la vez y bien. El papel que interpreta en el film es el de un "viejo verde" nauseabundo. Uno realmente llega a despreciarlo de corazón.

La película me encantó, se las recomiendo mucho. Las distribuidoras de cine en el Perú serían muy tontas si deciden no distribuir esta película en el país.

4 comentarios:

Giancarlo dijo...

¡Hey! Ahora que la has contado con lujo de detalles, recién recordé haberla visto. Efectivamente, es una muy buena actuación de Kevin Costner y Joan Allen (en una película con un excelente libreto), pero que no está (en mi modesta opinión) a la altura de "Stepmom". Aún así se deja ver y valen la pena los 8 soles que pagaste por canchita y coca-cola...

"The Upside of Anger", a pesar de todo, no logró estar en el top50 de mis películas favoritas. Tanto así que ya había olvidado (por completo) haberla visto hace un año. Pero, ¡hey!, no se guíen por mi comentario cascarrabias, que en IMDB tiene un respetable 7.1 (más que mi favorita Stepmom, que sólo recibió 6.1) y vale la pena verla, aunque sea, para sacarse la imagen que tienen grabada de Costner como "The Bodyguard"...

[Pregunta para Vero: ¿y qué fue de la sueca?]

Giancarlo dijo...

Por cierto me gustó, mucho más que a ti, el papel de Mike Binder. Uno podrá decir lo que quiera de su personaje, pero no que no se mantuvo honesto a sí mismo hasta el final.

Me pregunto, ¿seré un viejo verde en potencia...?

verolindapechocha dijo...

Jajaja... Si cuento lo de la sueca sería una SPOILER total.

Gianca, ¿hace cuánto te fuiste de Lima? Mi entrada me costó 15 soles + canchita/gaseosa! Ojalá costara 8 soles :(

¿Tú un viejo verde? Hmmm.

SoyChapin dijo...

Cada que vengo a este blog me decido leerlo más seguido, pero luego reaparezco y veo muchas películas desconocidas acá en gringolandia que prefiero guardar silencio.

Completamente de acuerdo en tu crítica superpositiva para esta joya, aunque yo no mencionaría el funeral del principio porque aún cuando la ví, se me olvidó un poco ese inicio.

Tienes razón en las actuaciones, y si no has visto a Joan Allen de protagonista, te recomiendo dos super (en mi opinión) películas en las que actúa tan bien que fue incluso nominada al Oscar. La priemra es Nixon, donde su papel no es de demasiados minutos en pantalla, pero sí protagónico. Luego, The Contender, donde actúa como protagonista titular y más de la mitad de tiempo ella está en cámara. Ambas son thrillers políticos, pero joyas de guión, edición y cinematografía en general.

Regresando a The Upside of Anger, no me queda más que repetir que tus opiniones de las actuaciones son acertadísimas (aunque creo que Costner ha tenido media docena de buenas actuaciones después de DWW), y está película merece ser vista una tarde relajada, pero en la que uno quiere dedicar toda su atención a la magnífica puesta en escena. Vale y lo amerita.