domingo, marzo 12, 2006

Terrence Malick: Legendario y maldito


Quizás su nombre no suene demasiado familiar para quienes no son fanáticos de cine, pero las más caras estrellas de hollywood hacen cola para conseguir siquiera un papel de reparto, sólo por el simple placer de trabajar con este director que sus 63 años sólo ha dirigido cuatro largometrajes. Recuerdo bien cuando me hablaron por primera vez de él. Quedé tan intrigada por la legendaria figura del cineasta que esperaba con ansias el momento en que debía aparecer en la ceremonia del Oscar en 1999 donde su penúltima película "La Delgada Línea Roja" estaba postulando para mejor y film, mejor guión adaptado, edición, sonido, banda sonora y él mismo estaba en la terna para mejor director.

Mi intriga creció a la hora de la entrega al Oscar para mejor guión adaptado. La pantalla mostró a sólo tres de los cuatro guionistas guionistas nominados, todos ellos con la clásica sonrisa de expectativa, captada en vivo. Malick era el único de los cuatro que no había ido a la ceremonia y en lugar de una cara sonriente, se presentó una antigua fotografía, tomada a propósito de Días de Cielo, su segunda película, filmada en 1978 y que tenía como protagonista a un jovencísimo Richard Gere. Cabe anotar que con este film Malick ganó el premio a mejor director en el Festival de Cannes. Pero volviendo al Oscar 1999, les confieso que mi curiosidad creció aún más cuando a la hora de presentar a los candidatos a mejor director, esta vez, los productores de la ceremonia escogieron para la ocasión una enigmática foto con una de las tan conocidas sillas de lona con un "Malick" escrito en el respaldo. Nada más.

Malick nació en Waco - Texas. Fue periodista de la revista Life y profesor de filosofía, antes que cineasta. Ha producido y escrito guiones en varias películas, pero su primera experiencia como director se dio en 1973 con la película Malas Tierras, una cinta sobre crímenes, ambientada en los 50´s y protagonizada por Martin Sheen y Sisy Spacek.

La Delgada Línea Roja, la tercera cinta de Malick, rodada en 1998, tiene el mérito de abordar el tema de los soldados norteamericanos y la Segunda Guerra Mundial, desde una perspectiva bastante interesante: el relato personal. La voz en off es una de las características del estilo Malick. Esta vez, conjuga las reflexiones internas de los personajes con una interacción visual entre soldados, nativos y una impresionante escenario natural, muy bien fotografiado. Un elemento invasor y violento que rompe con el paisaje pacífico y armonioso de la propia naturaleza. Sólo uno de los personajes se mimetiza al final con el paraíso, dejando de lado la pólvora y la posibilidad de regresar a casa.

George Clooney y John Travolta, quienes aparecen en pequeños papeles en la cinta, confesaron haberse sentido honrados luego de que Malick los aceptara en el casting. Lo mismo ocurre con Sean Penn, quien interpreta a uno de los protagonistas, junto a Nick Nolte, Adrien Brody, James Caviezel, John Cusack, entre otros. Un reparto de lujo para un director mítico que se niega a dar entrevistas a la prensa y que odia estar delante de una cámara, si quiera para ser fotografiado.

Si Stanley Kubrick se convirtió en leyenda por su minuciosidad, Malick es mítico por su genialidad a la hora de improvisar. Es capaz de elegir una locación o escenario a última hora, guiado por su instinto e incluso modificar guiones durante la edición a tal punto, que en la Delgada Línea Roja decidió eliminar como protagonista al personaje interpretado por Adrian Brody.

La visión idealista de Malick sobre la naturaleza y el tema del choque de civilizaciones se pone de manifiesto nuevamente en su última película: "El Nuevo Mundo", filmada el año pasado y que trata sobre la misma historia de romance que Disney convirtió en la película animada "Pocahontas" (1995). Esta vez, la Pocahontas de carne y hueso la interpreta Qórianka Kilcher, quien a la sazón es hija de un cusqueño y una Suiza, pero nació en Alemania. El capitán John Smith lo encarna el tan de moda Collin Farrel. Una cosa curiosa es que la película se rodó en el formato de 65 milímetros, que no se había utilizado desde la película Hamlet (1996), de Kenneth Branagh. Para quienes conocen poco de técnica, les cuento que eso significa una resolución deslumbrante, que permite planos espectaculares con la iluminación original, sin luces artificiales, lo cual demuestra una vez más la devoción del director a la naturaleza, a la que siempre presenta como un paraíso de pureza que el hombre altera. Quienes lo analizan dicen que las figuras femeninas de sus películas representan justamente esa pureza y por eso siempre terminan sufriendo en todos sus guiones. El lenguaje cinematográfico y cada plano debe representar el planteamiento de este filósofo de las imágenes.

En el Perú, los fanáticos del cine esperamos con ansias el estreno del "Nuevo Mundo", programado para el 13 de abril. Algunos críticos señalan que el preciosismo estético de la cinta no concuerda con el desenlace de la historia, que un sector encuentra poco consistente y por momentos demasiado lento. Lo que si nadie niega es que Malick no es de los tipos que juegan al clip y tiene un ritmo determinado. Lo criminal sería que la trama deje alguno de esos molestos agujeros en el desarrollo de los personajes. Lo que si es cierto es que todo amante del cine que se precie de serlo no debe dejarpasar la oportunidad de verla. Como dirían mis amigos cinéfilos, no importa si es buena o mala.. aquí lo que importa es que DEBE VERSE.

4 comentarios:

Leuzor dijo...

La "nueva" Pocahontas.. tiene 16 años y sorprende por su frescura ante las camaras.

monich dijo...

La chica es super carismática y eso lo revelan dos informes que salieron en Reporte Semanal. Aquí el link:

http://www.frecuencialatina.com/noticias/archivo_noticias.asp?id=3

Solo tienen que hacer click en Pocahontas 1 y Pocahontas 2

monich dijo...

correción:
Este es el link
http://www.frecuencialatina.com
/noticias/archivo_noticias.asp?
id=3

Jose dijo...

Sin duda "la delgada... es una gran pelicula, poetica, triste.. muy personal y no debe esperarse una trama lineal, pues esta llena simbologia como bien lo describes.

Saludos!