jueves, enero 19, 2006

Narnia: Película Mágica


La Bruja, el León y el Ropero (2005), la primera de las películas de las Crónicas de Narnia, pero en realidad la segunda historia de la serie de siete libros de CS Lewis, escritos hace más de medio siglo. Disney pretende sacar las películas en el mismo orden en que fueron publicadas...

Cuando fui al cine, sabía que me encontraría con una buena película, que según un par de críticas que había escuchado, tenía las mejores escenas de batalla jamás filmadas. ¿Qué batallas?, pensé, en el libro (leído previamente) no habían grandes escenas de batalla... Hmmm. En verdad, mis expectativas eran mínimas, pues la historia de Lewis, aunque entretenida, me pareció bastante inocentona e infantil, en resumen bien Disney... Y sin embargo me vi gratamente sorprendida (una vez más), la película tomó el 99% del libro y corrigió y aumentó todo aquello que debía ser corregido y aumentado, para que quedara una historia coherente, mágica y apta para mocosos y adultos. Mis felicitaciones a la guionista Ann Peacock.

Es una de las pocas veces en que la película resulta mejor que el libro.

Quién hizo el casting, un genio. Nunca mejor escogidos los actores que interpretaron a los hermanos Penvensie: caras preciosas y perfectas, listas para los emotivos y cautivadores close-up. Acabo de leer que la búsqueda de estos niños tardó dos años. Valió la pena.

La caracterización de Tilda Swinton (El ladrón de orquídeas, 2002) como Jadis, la Bruja Blanca, fue fría y perfecta. Hace años leí que Nicole Kidman había sido llamada para este rol, supongo que con su belleza glacial ella también lo hubiera hecho muy bien. Pero quizá lo mejor de la película fue el león, Aslan, a quien presta su voz el genial Liam Neeson (Kinsey, 2004). Gracias a la tecnología, quedó como debía quedar, un personaje hermoso y fuerte pero tierno, inspirador de respeto y de amor a la vez, un verdadero dios (las escenas similares a las de la Biblia son muchas en esta historia).

Un dato más, el director de Narnia, el neocelandés Andrew Adamson, fue el director de Shrek I y II.

Definitivamente vale el precio de la entrada. Se DEBE ver en pantalla grande. Efectivamente, las escenas de guerra, gloriosas. Una de esas películas mágicas que te hacen desaparecer del mundo un buen rato, incluso horas después de haberla visto. Recomendada :)

3 comentarios:

Martín dijo...

Hola, Vero

A mí también el casting de los niños me pareció muy acertado… Para mí, la que se roba la película es la menor de los Pevensie… Muchas de sus reacciones ante ciertas escenas eran muy verosímiles, como cuando se asusta o se estremece… Ignoraba que hubieran tardado dos años para encontrar a los pequeños protagonistas de la película…

verolindapechocha dijo...

La chiquita (de 10 años) se llama Geogie Henley. Parece que es escritora, porque mientras filmaba escribió dos cuentos. Lo máximo la enana. Un descubrimiento... Veremos que caminos toma en el difícil sendero fílmico. Con los niños actores es impredecible.

Antonino Paraggi dijo...

De acuerdo con el buen casting, solo que la direccion los acartona demasiado, pero bueno la idea es mas ligera como para calzar en el público infantil.
Sobre las batallas ahi si disiento totalmente contigo es que la batalla de narnia es la mas tela de todas las películas que he visto los ultimos 5 años, y es que despues de Lord Of the Rings nada sera igual. En Narnia se siente completamente inverosímil para alguién de más de 12 años.
En general la peli entretenida, pero el trailer promete mucho más de lo que se cumple.