martes, enero 24, 2006

Mi cuñada, osease la mujer de mi hermano


INTRASCENDENTE. Pueden ahorrarse sin pena la entrada.

Confieso que vi La Mujer de mi Hermano de puro morbo, pues habiendo leído la mala novela no esperaba una gran película, pero confieso sí, que no sabía que el soso guión también había estado a cargo de Jaime Bayly. Imposible que un mismo autor mejore su propia obra...

¿Qué fue esa aparición de tres minutos de Beto Cuevas como sacerdote? ¿Un caprichito de Jaime Bayly quien también hace de productor?

Lo peor:

  • La actuación de Bárbara Mori, totalmente deshabrida. Ella es muy linda, pero no transmite nada la pobre. Creo que la llamaron sólo porque estaba dispuesta a calatearse sin problemas. Idem Gaby Espino (sigue modelando nomás Gaby).
  • La actuación del elenco en general.
  • Christian Meier hablando como cuate: "pero si yo le mando un chingo de lana güey". Nada que verrrr. No debieron mexicanizar la película, sí era por cuestión de marketing lo hubieran dejado en un español neutro.

Lo mejor:
  • La actuación de Bruno Bichir como Boris, el amigo gay de la protagonista Zoe. Divertido y sincero, destaca por sobre el resto del reparto. y brinda un respiro.
  • La fotografía.
  • La dirección artística y la producción. El escenario de la casa fría como un cementerio y elegante como una terrible prisión de hielo... Esa casa nos dice mucho más que las malas actuaciones de los protagonistas.
  • Los cuerpos y las caras bonitas (bueno, con algo hay que distraer el ojo si los personajes no rinden artisticamente).
La historia daba para ser trabajada mucho más, por ejemplo se queda muy a nivel superficial la relación entre los hermanos y la ruptura de la misma cuando aún eran niños. En realidad, todo en está película queda muy superficial. No se siente que ningún personaje sienta de verdad.

3 comentarios:

Antonino Paraggi dijo...

muy de acuerdo, eran situaciones dramaticas que pudieron ser muy profundas, esta peli solo confirma una cosa Bayly es un tipo ingenioso y simpático pero como narrador es un completo bluff, que desperdicio de tiempo.

Cristina dijo...

no habìa visto esta pelìcula hasta hoy. No lleguè màs allà del minuto 35. Pèsima pelìcula con pèsimos actores. Parecia telenovela con fotografìa excelente.

Ademàs por què si viven en miami todos tienen que hablar como chilangos? guàcala.

Anónimo dijo...

Cierto, la película no pasa de ser un repertorio de artistas conocidos, cuyos personajes no tienen un desarrollo que los lleve al descenlace propuesto por Baily, parecen marionetas jugando el juego del director-escritor
Cinthya