lunes, octubre 02, 2006

Miami Vice con M de MALAZA

Hace tiempo no veía una película TAN MALA y me siento en la obligación moral de decirles: no vean Miami Vice (2006).

A pesar de los buenísimos créditos:
-Escrita y dirigida por Michael Mann, director de las muy recomendables Colateral (2004) y El Informante (1999). Michael Mann fue el productor de la serie televisiva con el mismo nombre en los 80's. Según el resultado, creo que su "homenaje" no lo hizo con demasiado cariño.
-Protagoniza como el detective Ricco, Jamie Foxx, quien hace poco interpretó genialmente al músico invidente Ray Charles en Ray (2004), valiéndole muy justamente el Oscar y el BAFTA (el premio de la academia británica) por mejor interpretación masculina en el 2005.
-Colin Farrell (El Nuevo Mundo), secunda a Foxx, interpretando a su pareja de trabajo, el detective Sonny. Si bien Farrell no es ningún actorazo, tiene cierto peso en la industria hollywoodense.

¡Una estafa señores! De principio a fin la película no tiene sentido alguno. Los diálogos son sosos, técnicos e incoherentes. La acción no tiene nada del otro jueves. Las actuaciones son completamente irrelevantes y estereotipadas. Las situaciones están llenas de lugares comunes. Al parecer Mann cree que la escena non-plus-ultra del erotismo debe ser un "agarre en la ducha" pues la repite con ambos protagonistas innecesariamente. ¿Quiso aprovechar el set de la ducha? ¡Quién sabe!

Los que estén buscando a la "rubia bonita de Miami" aunque sea para alegrarse el ojo, perdieron. Aquí la mala sexy es Li Gong, que qué se creen, tiene su blog... ¡A ver si lo entienden! Ella tampoco es moco de pavo... Algunos tal vez la recuerden como la malvada Hatsumono en Memorias de una Geisha.

No entiendo... ¿qué hacían todos estos buenos intérpretes en una producción tan mediocre? Estoy pensando comprarme el guión para usarlo de soporífero en mis noches de insomnio.

De lo poco que recuerdo de la serie televisiva, no quedó nada. No recuerdo que fuera mi serie de TV favorita, pero sí que era entretenida, cosa que esta película definitivamente no es.

Si se les ocurre que de todas maneras quieren ir a comprobar lo que les digo, aunque sea por burlarse de la moda ochentera estrafalaria, característica de la serie de TV original, pues tampoco encontrarán eso. Aquí Ricco y Sonny se visten como cualquier hijo de vecino.

Se nota que es una película donde se han invertido millones (sobretodo en locaciones) para obtener un resultado paupérrimo. ¡Una total decepción!

1 comentario:

Leuzor dijo...

:(

que desdicha, aun queda ver Miami Vice en cable.. VH1 o en RETRO del shock ya ni me acuerdo.