miércoles, enero 24, 2007

Un diamante llamado Leo

Diamante de Sangre (2006) es un peliculón con inolvidables interpretaciones de Leonardo DiCaprio como Danny Archer, un mercenario africano de brillantes, Jennifer Conelly, como Maddy Bowen, una aguerrida periodista que busca contribuir a hacer un mundo mejor y Djimon Hounsou, como Solomon Vandy, un simple y buen hombre de familia que se ve envuelto en la guerra civil de su país.

De verdad, me quito el sombrero ante DiCaprio quien ha estado trabajando MUY BIEN (Los Infiltrados) en los últimos tiempos. Un actorazo que brilla tanto como el diamante alrededor del cual gira la historia.

Reconozco ser muy ignorante sobre las múltiples crisis del continente africano, por voluntad propia. Vivo en un país tan lleno de crisis (Perú) que me angustia saber que en otras partes del mundo pasan cosas tan o más terribles que las de mi patria y peor, que no puedo hacer nada al respecto. Pero es una actitud egoísta, lo sé. Felizmente existen películas comprometidas como Diamante de Sangre que ayudan a hacer más visibles estos problemas que nadie quiere ver.

La acción transcurre en Sierra Leona, uno de los países afectados por la guerra civil financiada justamente por la minería... Los anillos de compromiso con los que sueñan las novias de América financian la muerte de miles.

"In America, it's bling bling. But out here it's bling bang"

Solomon Vandy es el orgulloso padre de Dia, un inteligente niño que asiste a la escuela y quien tiene un futuro prometedor, hasta que la fracción rebelde (Frente Revolucionario Unido) toma por asalto su pueblo. La madre y las hijas acaban en un campo de refugiados, Dia es obligado a unirse al grupo armado rebelde y Solomon es obligado a trabajar en una mina de diamantes para los rebeldes, en donde un buen día encuentra un raro diamante rosado (mucho más valioso que los diamantes comunes). Ese diamante cambiará su suerte porque será codiciado por todas las partes, incluyendo al contrabandista Danny Archer, con quien hará dupla y amistad a lo largo de la película.

Otro personaje que se introduce en la vida y el corazón de Danny es la periodista Maddy, quien busca hacer la diferencia con su trabajo. Ella será fundamental para recuperar el diamante rosado.

Solomon busca a su familia, Danny busca el diamante y Maddy busca una buena historia. Para conseguir sus objetivos los tres (amigos poco probables) deben unirse en una riesgosa aventura.

¡Una película muy recomendable!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Los diamantes son eternos" es una frase que jamás se le ocurrió a Ian Fleming, sino a DeBeers, empresa que encabeza el cartel del diamante, para meterles en la cabeza a las mujeres que estas joyas no se deben vender (y así poder seguir vendiendo diamantes nuevos cada año).

Esta empresa sudafricana logró, gracias a una intensa campaña publicitaria allá en los 40s, convencer a las mujeres que un diamante es la mejor prueba de amor que existe (el concepto de "diamante de compromiso" no existía antes de esa década).

Recomiendo a cualquiera que esté interesado en el tema, leer Have You Ever Tried to Sell a Diamond?, extraordinaria nota de Edward Jay Epstein contándonos algunos de los entretelones de esta industria.

Por cierto, a las novias que aún no se hayan convencido de lo absurdo que es el esperar recibir un diamante como símbolo de amor (más grande el diamante, más me quieres), les sugiero siquiera asegurarse que los suyos son conflict-free diamonds. Pongamos nuestro grano de, errr, diamante, para frenar este problema.

Leuzor dijo...

Siempre pense que la altura de DiCaprio le impedia hacer esta clases de papeles.

¿habra superado el miedo?

Anónimo dijo...

A ver mi estimado Gianca, mira que yo no soy afecta a los diamantes ni a las joyas para nada, pero mi mejor amiga es joyera y el otro día nos contó la historia de xq los diamantes son el símbolo del amor. Es un poco larga para escribirla, pero en resumen es xq tardan 1 millón de años en formarse. Bueno, los brillantes, xq "diamante" es un corte del brillante, como hay varios más (me volví una experta). Entonces, darle un brillante a una chica es como decirle q tu amor durará eternamente (o al menos 1 millón de años).

Yo le pediré a mi novio un rubí (100 mil años), no necesito más! :)

Gracias x el link de conflict-free-diamonds. A ver si concientizas a alguien.