jueves, agosto 23, 2007

Imposible de matar

El sábado estaba reunida con un grupo de amigas y el novio de una de ellas y se me ocurrió proponer ver Duro de matar 4. La cara del chico se iluminó y me preguntó, "¿en serio? ¿vamos a poder ver una película con testosterona?"... Jajaja, sí todos están de acuerdo sí, pero más importante que ver una película con testosterona es ver una película con Bruce Willis de protagonista. Bruce está mas bueno de lo que estaba hace 20 años cuando hizo las primeras Duro de matar. Yo tengo la teoría de que él y su ex-esposa Demi Moore han hecho algún pacto con el diablo porque cada año que pasa los dos están más bonitos.

Bien, sobre la película... Quisieron resucitar al personaje inmortal John McLane en este siglo y se dieron cuenta que Bruce no sabía usar ni el correo electrónico, razón por la cual le chantan un hacker-nerd para que haga de side-kick durante toda la historia y pueda usar el iPhone y demás gadgets que no pegan con el ingenioso pero cavernícola McLane.

Trata sobre un grupo terrorista estadounidense que decide atacar las comunicaciones y los servicios de todo el país penetrando a sus sistemas. Terroristas atacando a EE.UU. Sí, súper original. Hay muchas bombas y explosiones (ideal para el novio de mi amiga). Bruce Willis se saca la mugre incontables veces, se cae varios pisos, le disparan, se lanza de los carros pero ni un hueso roto a lo largo del film y siempre con un comentario sarcástico en la punta de la lengua.

El guionista, Marc Bomback, decidió hacer graciosos-sarcásticos a todos sus personajes, justo cuando se encontraban en peligro de muerte. Mal por él. Es poco creíble que todos actuén con el mismo humor negro en una situación real, mucho menos, el heroe, el villano y el nerd.

Duro de matar 4 es un recuento de nuevas y viejas formas de violar a EE.UU. Luego no se quejen si alguien emula algo as seen in movies.

La sensación final es que la película resulta tan ridículamente increíble que más que una película de acción parece una parodia. El público del cine no hacía más que reírse. No sé si valga la pena para verla en el cine, pero si quieren reírse un rato y por supuesto ver a Bruce esta es su película. Recomiendo verla en DVD.

miércoles, agosto 22, 2007

Ratatouille: Una película sin sazón

Esta vez, la mágica combinación Diney + Pixar no dio tan buenos resultados, Ratatouille es una película buena, más nada excepcional en cuanto a historia. Le falta la inteligencia y picardía que derrocharon en otras oportunidades como en Toy Story, Cars, Los Increíbles, Buscando a Nemo o Monsters Inc. Los protagonistas de Ratatouille, una rata gourmet con aspiraciones de cheff y un torpe muchacho, Linguini no capturan, no conmueven. ¿Será que resultan demasiado franceses y eso les resta emotividad? No lo creo, los personajes son planos y estereotipados y a la historia simplemente le faltó esa milla extra de ingenio a la que ya nos tiene acostumbrados Pixar.

Cabe resaltar que los créditos de esta película como director y guionista corresponden al mismo responsable de Los Increíbles: Brad Bird.

Porque Mickey Mouse sea un ratón adorado por varias generaciones no significa que el público vaya a querer a otro roedor, sobre todo si este luce como una rata real... No sé... Me parece osado, tanto como lo sería tratar de hacer un cuento donde el héroe sea una cucaracha. De una cucaracha sólo pueden salir historias perturbadoras como la Metamorfosis de Kafka, pero ningún divertimento animado familiar.

Incluso el corto que siempre precede a las películas de Pixar fue un tanto soso. Trataba sobre un par de extraterrestres quienes practicaban como secuestrar a un terrícola con efectividad.

Y una queja extra que ya la he manifestado en otras ocasiones, pero esta es para las distribuidoras: ¿pueden traer las películas animadas con las voces originales por favor? En breve tendremos en cartelera Bee Movie en donde el cómico Jerry Seinfeld prestará su voz a la abeja protagonista, por favor, no nos quiten eso.

lunes, agosto 20, 2007

Todopoderoso 2 - Evan Almighty

Ya de por si le quedaba superar en muecas a Jim Carrey y a toda su odisea en Todopoderoso 1, así que no se hagan la pregunta ¿Por qué no estuvo Jim Carrey en la película? en su lugar haganse esta pregunta ¿Por qué hicieron Todopoderoso 2?

Sin pies ni cabeza nos sacan del contexto anterior, haciendo que Evan Baxter pase de trabajar en las noticias para estar en el congreso.

La trama:
Dios, decide salvar a un pueblo del diluvio (no tan universal) y .. diablos.. no provoca ni contarla.


Lo malo:
- Que Evan Baxter es Steven Carrel, tan noico como en todos sus personajes como un copia exacta de su personaje de The Office.

miércoles, agosto 15, 2007

Stealing Beauty

Mézclenme una onza de Bertolucci, una de Liv Tylor, media de Jeremy Irons, un cuarto de Joseph Fiennes, dos del paisaje de Toscana, y bátase a ritmo lento con una pizca de sexo y un toque de arte italiano. Añádase para decorar una casa/castillo italiano. ¿Qué tenemos? Pues un terrible desperdicio de ingredientes...

Bernardo Bertolucci es un tipo que sabe contar historias: El Último Tango en París me hizo olvidar la existencia de unos tales Porcel y Olmedo, cuyas películas acaparaban el imaginario de todos mis compañeros de carpeta; El Último Emperador me dejó pegado a mi butaca a pesar de durar tres horas y tener yo unos 15 años; Novecento me metió de lleno en el mundo de facistas y comunistas de principios de siglo, sin tener yo nada de político. ¿Y Stealing Beauty? Ni el pezón descubierto de Taylor, ni las variadas escenas de sexo en la película, ni los magníficos colores y escenarios evitaron que dejara mi asiento cuatro veces (sin presionar pausa en el reproductor) para servirme un vaso de jugo y traer unos bocadillos. Llegué a Stealing Beauty con mucho optimismo. Apagué el DVD Player completamente desilusionado. ¿Cómo se puede fallar teniendo esos, todos esos ingredientes?

Lucy (Taylor) llega a pasar unas vacaciones en la casa de una familia amiga en Toscana, con el secreto objetivo de reencontrarse (y perder la virginidad) con el chico con quien se besó por primera vez cuatro años atrás en este mismo lugar, y queriendo también descubrir a su padre biológico en aquel grupo de despreocupados amigos de su fallecida madre... y eso es todo. No hay más. Lo siento.

Salvan la historia la magnífica fotografía (algún día visitaré Toscana y me tomaré un café en casa de Sting) y el moribundo Alex (Jermy Irons), quien con una excelente actuación demuestra que no sólo comenzar a vivir (como hace Lucy) es divertido, sino también disfrutar plenamente tus últimos días. ¿El resto de la película? Agradable pero insustanciosa. Tal como un algodón de azúcar que se deshace en la boca.

Recomendable para pasar el rato, especialmente si la pasan por televisión. ¿Alquilable? Sólo si eres un fanático acérrimo de Bertolucci o Tylor o si, por supuesto, te encanta la fotografía y mueres por vivir en Italia. Pero quizá en ese caso prefieras mejor comprar un libro de fotografías que puedas dejar en tu mesa de centro de sala...

miércoles, agosto 08, 2007

Gangster No 1: Cuando lo que importa no es quien eres, sino a quien matas

Amigos cercanos - y lectores frecuentes de este humilde blog deben sospecharlo - saben que soy una pottermaniaca sin remedio, y a pesar de mi disgusto por la calidad de las películas, me paso horas haciendo cola para tener mi entrada y me amanezco en los estrenos. No debe sorprender entonces que el anuncio de cada nuevo integrante del casting me emociona. Cuando escuché que David Thewlis, un casi desconocido actor, sería el rostro de uno de mis personajes favoritos, Remus Lupin, pues hice lo mismo que cuando me enteré que Gary Oldman* estaría en las películas: me puse a investigar todas las producciones donde estuvo. Así encontré esta joyita tan poco apreciada: Gangster no 1.

En 1999, Gangster - nunca lo conocemos por nombre -, interpretado por Malcolm McDowell (a quien reseñé en "La Naranja Mecánica"), es el más poderoso mafioso de la ciudad que de repente siente una gran ansiedad al saber que "Freddy Mays" saldrá de prisión. Un flashback nos lleva treinta años atrás, en el psicodélico Londres de los 60's, en donde Freddy Mays, el Carnicero de Mayfair (David Thewlis) es quien gobierna el bajo mundo.

Gangster (ahora interpretado por Paul Bettany) es sólo un muchacho que para su suerte es reclutado por Mays y su gente y pronto se gana el aprecio de este. Mays no sospecha que el joven Gangster está obsesionado con él, deseando ser lo que es él y tener lo que él tiene. Cuando descubre que hay un plan para matar a Freddy ve que puede aprovechar la ocación para tomar su lugar y hasta es participe de esto asesinando al jefe de una banda rival. A pesar de que Mays y su novia son salvajemente atacados y quedan al borde de la muerte, la policia ve por fin la oportunidad de apresar a Mays por el asesinato y es condenado a 35 años en prisión. Con Mays fuera, Ganster toma el liderazgo del grupo, el qut toma una dirección muy diferente a la que tenía con Mays.

De regreso a los 90's, Freddy Mays está ya fuera de la carcel y se ha convertido en un nuevo hombre: educado, con nuevas perspectivas y con una Maestría en Artes, además de por fin poder casarse con su prometida Karen que lo esperó todos esos años. A pesar de que Gangster tiene todo lo que Mays tuvo se da cuenta en un final muy ambiguo que nunca podrá ser Freddy Mays.

Gangster No1 es una de tantas películas inglesas de gansters y matones que trataron de seguir la senda de "Pulp Fiction" y "Reservoir Dogs", pero que no tuvieron el éxito esperado. Sin embargo, Ganster No1 es muy superior al resto en cuanto a actuaciones y argumento se refiere, pero la reputación de las otras le quitó bonos y no la puso en buenos ojos de los criticos. Fans del cine Inglés simple y sin pretenciones pero de alta calidad estarán satisfechos y hasta sorprendidos.

viernes, agosto 03, 2007

Sin Reservas: romántica e inteligente

Ayer fui al cine con toda la intención de ver Copying Beethoven, una película inglesa, parte del programa del Festival de Lima. ¡Qué ilusa! A pesar de haber llegado con tiempo de sobra todas las entradas ya estaban vendidas. Yo misma he comprado algunas entradas para los próximos días desde hace dos semanas... Pero ya estábamos allí y según el horario me convenía el estreno del día: Sin Reservas, una película de la que no tenía más referencia que estaba protagonizada por Catherine Zeta-Jones caracterizando a una cheff. O sea, expectativas cero.

No todo en la vida puede pedirse a la carta

Leuzor ya había adelantado algo sobre esta película en su post "Más pequeña Miss Sunshine" al cual si le hubiera prestado más atención (sorry Leuzor) me habría causado más expectativa. Y es que sí, Sin Reservas tiene tres protagonistas y una de ellas es la maravillosa niña Abigail Breslin, quien tiene un papel bastante exigente y lo cumple a la perfección. No hay forma de no conmovernos con esta talentosa criatura.

La historia trata sobre Kate (Catherine Zeta-Jones) una excelente y perfeccionista cheff para quien la preparación de la buena comida lo es todo en su vida. No sabe relacionarse con otros seres humanos, es obsesiva y controladora con todos los aspectos de su vida. No deja nada al azar y no toma riesgos. Su jefa la obliga a ir a terapia en donde se niega a hablar de su vida privada y en vez de eso le cuenta recetas de cocina a su terapista o le prepara nuevos platos.

Pero un día su ordenada y metódica vida cambia. Su hermana y su sobrina, Zoe (Abigail Breslin) están de camino a visitarla cuando tienen un accidente y muere la hermana, quedando Zoe a cargo de la mujer menos adecuada para ser madre.

Tía Kate y Zoe en la cocina del restaurante donde transcurre el 80% del film

Mientras todo esto pasa, en el restaurante la jefa ha contratado a un cheff asistente, Nick (Aaron Eckhart) quien todo lo contrario de Kate es amistoso, improvisado y parece llevarse bien con todo el personal de la cocina. Como supondrán Kate lo odia de entrada, pero comienza a descubrir sus buenas cualidades gracias a su sobrina... Y hasta allí cuento a riesgo de escribir un spoiler.

Les recomiendo que la vean, las actuaciones son geniales y este tipo de historias "como agua para chocolate" en donde la comida es una forma de expresarse y manifestar el amor son siempre interesantes, tanto para quienes gustan del buen cine como del buen comer.

Bon apetite.

jueves, agosto 02, 2007

Sandra Bullock y sus premoniciones

¿Qué pasó Sandra? hace regular tiempo que estas escogiendo los guiones a ciegas porque por lo menos yo aun te sigo recordando por Speed y la Casa en el Lago.

Linda Hanson es la feliz esposa de Jim (Julian McMahon - no puedo evitar pensar en el maldito de Nip/Tuck), tiene dos hijas, una casa preciosa y un marido ocupado. Repentinamente una mañana recibe la noticia que su esposo ha muerto en la carretera y los días siguientes comenzará a vivir los días en desorden. Descubriendo.. bueno en realidad nada y haciendo todo lo posible para tratar de salvarlo.

Digamos que es una mezcla entre el Efecto Mariposa y cualquier cosa, porque la peli no tiene ni pies ni cabeza para pegarte a la trama.

Muy recomendado para dormir.

Lo bueno:
- Que muere su marido
- Que ella tiene la culpa
- El accidente lo decapita

Lo malo:
- La historia
- Las pijamas que no ayudan en nada para saber en que día andamos



Sandra Bullock caminando en pijama por la carretera, desde la casa del lago piensa que puede salvar a todos tus agarres de una muerte inminente.