viernes, agosto 03, 2007

Sin Reservas: romántica e inteligente

Ayer fui al cine con toda la intención de ver Copying Beethoven, una película inglesa, parte del programa del Festival de Lima. ¡Qué ilusa! A pesar de haber llegado con tiempo de sobra todas las entradas ya estaban vendidas. Yo misma he comprado algunas entradas para los próximos días desde hace dos semanas... Pero ya estábamos allí y según el horario me convenía el estreno del día: Sin Reservas, una película de la que no tenía más referencia que estaba protagonizada por Catherine Zeta-Jones caracterizando a una cheff. O sea, expectativas cero.

No todo en la vida puede pedirse a la carta

Leuzor ya había adelantado algo sobre esta película en su post "Más pequeña Miss Sunshine" al cual si le hubiera prestado más atención (sorry Leuzor) me habría causado más expectativa. Y es que sí, Sin Reservas tiene tres protagonistas y una de ellas es la maravillosa niña Abigail Breslin, quien tiene un papel bastante exigente y lo cumple a la perfección. No hay forma de no conmovernos con esta talentosa criatura.

La historia trata sobre Kate (Catherine Zeta-Jones) una excelente y perfeccionista cheff para quien la preparación de la buena comida lo es todo en su vida. No sabe relacionarse con otros seres humanos, es obsesiva y controladora con todos los aspectos de su vida. No deja nada al azar y no toma riesgos. Su jefa la obliga a ir a terapia en donde se niega a hablar de su vida privada y en vez de eso le cuenta recetas de cocina a su terapista o le prepara nuevos platos.

Pero un día su ordenada y metódica vida cambia. Su hermana y su sobrina, Zoe (Abigail Breslin) están de camino a visitarla cuando tienen un accidente y muere la hermana, quedando Zoe a cargo de la mujer menos adecuada para ser madre.

Tía Kate y Zoe en la cocina del restaurante donde transcurre el 80% del film

Mientras todo esto pasa, en el restaurante la jefa ha contratado a un cheff asistente, Nick (Aaron Eckhart) quien todo lo contrario de Kate es amistoso, improvisado y parece llevarse bien con todo el personal de la cocina. Como supondrán Kate lo odia de entrada, pero comienza a descubrir sus buenas cualidades gracias a su sobrina... Y hasta allí cuento a riesgo de escribir un spoiler.

Les recomiendo que la vean, las actuaciones son geniales y este tipo de historias "como agua para chocolate" en donde la comida es una forma de expresarse y manifestar el amor son siempre interesantes, tanto para quienes gustan del buen cine como del buen comer.

Bon apetite.

3 comentarios:

Giancarlo dijo...

Ok, pasa a mi wish list.
Por cierto, ¿alguien vio Dinner Rush? ¿Algún punto de comparación? De momento es mi película favorita sobre restaurantes y cheffs...

Leuzor dijo...

Yop la vi pero no he visto sin reservas asi que aun no puedo comparar.

Mi peli favorita sobre comida restaurantes y cheff es

Yin shi nan nu.

Anónimo dijo...

Evito ver estos remakes hasta que lleguen a cable. Mejor ver el original alemán "Mostly Martha" y de paso también "Italian for Beginners", "Babette´s Feast", y "Like Water for Chocolate", otras peliculas muy buenas con temas de comida.