lunes, julio 30, 2007

LGS - Acción a la peruana

Jueves 26 de Julio: La función programada para la prensa se dio en una sala repleta por la presencia adicional de fanáticos incondicionales que rinden tributo al trío de super héroes en blogs especializados y aún en sus bitácoras personales. Los fans suman cientos y son de los fieles, aquellos que no dudan un instante en gastar lo que tienen en merchandising, que patalean porque se acabaron los comics y que se reconfortan porque aún pueden hallar las versiones pirata del Sound Track de la serie porque los originales eran de edición limitada.

Allí está todo el mundo aguardando con ansias que aparezca la primera imagen de la esperada película de La Gran Sangre que transcurre en sus primeros segundos como en una versión peruanizada de Ciudad de Dios: Balas y acción en montaje paralelo a una acción diferente. Pero esta vez no es un mercado y una gallina la línea que contrasta el episodio violento, sino alguien preparando un peruanísimo ceviche, cuyo primer comensal se cruza con los protagonistas que vienen de una persecución al mas puro estilo de Amores Perros, no en el DF, sino en un barrio popular de Lima. El resultado: romance a primera vista para quienes adoran las balas y todos los chiches del género, así una simpatía inmediata para quienes apreciamos las buenas ediciones y de aquí una felicitación especial para Mario Ching.

De aquellos tres minutos del inicio, en adelante, la película imita los clichés norteamericanos del género en un tono para nada ingenuo. Carmona y su gente apuesta por seguir el propósito de recrear acciones de personajes de comic y recurre a la animación para hacer que sus protagonistas y aún los antagónicos hagan en dibujos animados lo que no pueden en la vida real por temas del presupuesto. Y así, por ejemplo el místico Dragón, interpretado por Carlos Alcántara, lanza patadas voladoras, o Santos, personaje que encarga Sergio Galliani y guardaespalda del narcotraficante Rocha, luce saltos acrobáticos mientras destruye a sus enemigos con tiros de increíble precisión. Por eso aquí apunto: sería tonto creer que el director espera que te creas que todo esto es posible. Total, así son los super héroes, no.
LA HISTORIA
Luis Javier Fernández, alias Rocha, narcotraficante de alto calibre viene al Perú para vengar la muerte de un mafioso al que consideraba casi un hijo. Para eso deberá enfrentar a Dragón, Mandril y Tony Blades, un trío de justicieros que se hacen llamar La Gran Sangre. Tradicionalmente los super héroes actúan por cuenta propia, pero esta vez, es la misma policía la que les pide actuar y tendrán también la ayuda valiosa de dos jóvenes agentes policiales que, sin autorización formal de su comando, esperan ansiosas acabar con Rocha.

El narcotraficante es interpretado por José Alonso Zepeda, célebre malvado de telenovelas mexicanas de antología como Colorina, Monte Calvario y quien diera vida a Cuéllar en la versión cinematográfica de Los Cachorros, realizada en México ahí por los años 70. Junto a él están Melania Urbina, una despiadada lugarteniente llamada Althea y la argentina Carolina Pampillo, quien interpreta a Géminis, otra de las fieles seguidoras de Rocha.
LO MÁS DESTACABLE:
El toque de humor que Aldo Miyashiro (Tony Blades) le da al guión con harta criollada picante y por momentos algo faltosa. A mi no me conquista el género de acción, pero me entretuve con los gags.
LO INTERESANTE
..O quizás para algunos, lo más erizante, resulta ser el juego que los realizadores hacen del cliché del nacionalismo. Si alguna vez te reventó que algunos héroes de pelas de acción dijeran que los mueve su amor inconmesurable por los Estados Unidos, prepárate a ver frases parecidas: Por el Perú.. Y si no te gustaba ver la flameante bandera de 50 estrellitas, te adelanto que verás la blanquirroja. Al fin y al cabo me parece apreciable que se muevan esos mensajes en las mentes jóvenes y adolescentes (principales consumidores de la serie), tan sedientas de héroes en un país con tan baja autoestima.
INFORMACIÓN ADICIONAL
LGS se estrenará el 1 de Agosto a las 10 pm en el Mega Plaza y el 1 de Noviembre en Ecuador, Bolivia y todo Centroamérica. Le ha interesado a distribuidoras de México y Los Estados Unidos, pero no hay nada firmado aún. Por el bien de las producciones peruanas, espero que les vaya bien no sólo aquí, sino afuera.
OJO
Esta es la segunda película del joven realizador Jorge Carmona. Su ópera prima se llama Condominio y se estrenará en unos días más en el Festival de Cine de Lima, que organiza el Centro Cultural de la Universidad Católica. Pronto la reseña en ésta, su humilde bitácora.

5 comentarios:

Waldo dijo...

Moni, estaba por el cineplanet de primavera. comiendo, yum y me cruce con la gran sangre.

A Mandril le hable en su idioma! peor ni me entendio.

Ate.
El Mandril chiquito y verde

ps.
las animaciones en 2d. realmente las imagine como saltos de escena no para completar situaciones, pero chevere no???
sera cosa de verla.. aunque sea para sentirse q en el peru RAMBO se keda chiquito.

Anónimo dijo...

Cuando entrevistan al editor de la gran sangre?
Tienes razon en tu comentario, muy buena edicion.

Atte.
EL CHICO AVID

Germán dijo...

Una película muy chevere. Fue bueno encontrarnos en la conferencia de prensa.

Habrá que esperar el estreno de LGS 4 y a ver si se animan a hacer una secuela para el cine.

Aprovecho su espacio para comentarles que estoy ofreciendo el libro Hija de Bergman y Kurosawa, nieta de Balzac: La novela en el siglo XXI.

Ensayo de Zein Zorrilla, donde repasa el pasado, presente y futuro de la novela, en relación al genero cinematográfico, revisando diferentes teorías sobre la ficción.

Así como muchas otras novelas, ensayos, investigaciones, cuentos de autores peruanos y extranjeros.

Mayor información escribiendo a: cosasquemepasan@gmail.com

Saludos.

monich dijo...

Gracias por el dato minino. Le pasaré la voz a los amigos interesados.

Saludos

douglas dijo...

Personalmente creo que es una mala película. Deben haber muchos factores, pero considero que se apresuraron mucho en estrenarla. Solo es una seguidilla de balas y escenas de acción muy ingenuas, propias de principiante. No en vano, el diario Correo la denominó como una de las peores películas peruanas que se ha visto. Parece injusto, pero creo que es la única manera que los productores de LGS recapaciten y sean más inteligentes si desean hacer una secuela. Se lo deben a sus fanáticos.