jueves, marzo 01, 2007

Película laberintosa

El laberinto del fauno (2006) es la segunda película de la trilogía soñada por Guillermo del Toro en donde mezcla la fantasía y la dura realidad de la época de Franco. La primera película fue El espinazo del diablo (2001), que si no la vieron, vale la pena verla, de vez en cuando la dan en cable...

Volviendo a la película que nos ocupa, me hizo recordar bastante a los cuentos de hadas de los hermanos Grimm, versión original pre-Disney. Una fantasía macabra pero a la misma vez creíblemente infantil, quizá debido a la buena performance de la niña protagonista, Ivana Baquero, Ofelia aka la princesa de los faunos, Luana. En realidad, todas las actuaciones están a la altura, sobretodo las de Sergi López, como el odioso y cruel capitán franquista Vidal y Maribel Verdú, como Mercedes, la empleada de confianza de Vidal, pero en realidad, informante de los rebeldes.

Lo mejor del film: la hermosa fotografía, cosa que fue reconocida por la Academia al entregarles un Oscar en dicha categoría en la pasada ceremonia.

Fantasía macabra. Aquí uno de los monstruos que debe vencer Ofelia y que nos recuerda a los monstruos de la época negra de Goya.

Sin embargo, le encontré mucho defectos técnicos que me apenan, pues le restan perfección a la obra. Capaz son cositas insignificantes, pero por un defecto profesional, yo no las puedo pasar por alto, como por ejemplo la descoordinación de la voz con la imagen.

Me pareció interesante la historia de la guerra y me pareció interesante la historia de la magia, sin embargo, al juntar ambas historias el resultado es un híbrido que no termina de cuajar y uno se queda con la sensación de “¿qué se fumó Guillermo del Toro?”. Pero mejor juzguen ustedes mismos. Y si la ven, véanla en pantalla grande, nada de DVDs por favor, está película debe verse en cine.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto la peli, pero como dices mas por lo visualmente fuerte .. que se fumo? habra sido algo del bosque, o quiza la rana era la alucinogena.

Leu

Rodrigo dijo...

¿Cómo que se fumó? No sean ordinarias. "El laberinto del fauno" es una gran pelicula de la que seguirá hablando y viendo por años. Todo un clásico del género fantástico

Leuzor dijo...

fumar o no fumar no convierte en nadie en ordinarios, 2do como se lee y en lo cual considero lo mismo la trama de la vida real con la de fantasia no encajan nunca.

fumar e's malo.. Guillermo del Toro no le sigas a eso!

darling dijo...

Rodrigo, un clásico es un film de por lo menos una década de existencia.

OrdinariaS no, en todo caso ordinariA, en singular. Y esa es sólo tu opinión, porque a verolinda se le puede acusar de varias cosillas, pero de ordinaria nunca. Tus ojos no merecen mirar su post. Jajaja.