lunes, febrero 26, 2007

Oscar y yo somos amigos


Nunca había seguido con tanta sorpresa y expectativa una ceremonia de la Academia. Quizá porque siempre mis películas favoritas rara vez terminaban premiadas y porque era obvio que en las votaciones primaban muchas veces criterios "políticamente correctos" o simple y llanamente inexplicables.

Este año creo que las cosas caminaron de distinta manera. Como si se hubieran puesto de acuerdo TODOS los miembros de la Academia y hubiesen dicho: " Hey guys, let´s cut the crap this year. We will only deliver awards to the ones who really deserve them"

Y asi parece que lo hicieron. Además de los premios técnicos y de realización sobre los que no viene al caso hacer una discusión especializada (ver lista completa de premios en www.oscar.com) me parece extraordinario el mensaje de apertura que la Academia ha brindado en una época de locura militarista y conservadora en USA. Se le brindó una tribuna excepcional a un buen tipo como Al Gore (que más que representar a un grupo político enarbola en la película que presenta la preocupación que todos tenemos por el cambio climático) se premió como mejor documental a la misma película (An Inconvenient Truth) y se reconoció el talento de la talentosa Melissa Etheridge premiando el tema central del documental precitado.

Se premió además la trayectoria de Ennio Morricone , autor de algunas de las partituras más inolvidables en la historia del cine moderno , se premió una performance muy comentada de Forest Whitaker en "The Last King of Scotland" y se le otorgó sin discusión alguna el Oscar a la mejor actriz a una formidable Helen Mirren por caracterizar a la durísima Elizabeth II en "The Queen". Muy justa también la premiación a la mejor película extranjera brindada a "Das leben der anderen"(La vida de los otros) ópera prima del director alemán Florian Henckel y que retrata la vida en la RDA antes de la caída del muro de Berlin. Esta película además de ser muy bien recibida por la crítica y el público en cuanto festival se presentó ganó el premio de película europea del año 2006, nada más y nada menos.

La noche se redondeó con el pago de una factura que se le tenía impaga al buen Marty desde hace varios años y nominaciones. Tal vez no se le dió a cambio de una de sus obras maestras pero el crédito acumulado del ítalo-norteamericano a lo largo de su trayectoria justifica y compensa cualquier crítica o comparación en términos de oportunidad y calidad. Que tres directores influyentes y creadores de obras maestras que cambiaron en cierto modo la manera de ver y hacer cine en el siglo XX como Francias Ford Coppola, George Lucas y Steven Spielberg hayan sido convocados para entregar el premio personalmente al maestro no hace más que confirmar la magnitud del desagravio acordado en favor de Scorsese, el cual recibió el premio con alegría,humildad y la sabiduría de los que aguardan pacientemente lo que saben que ha sido bien ganado. The Departed consiguió al final 4 de las 5 estatuillas para las que fue nominada y fue la gran vencedora de la noche.

Ojala que todos los años pudiesemos comentar el desenlace de estas ceremonias con el mismo entusiasmo y el sentimiento de reconocimiento unánime que además del premio a mejor director han tenido las demás categorías de estatuillas. Mejor será no esperanzarse, eso solo pasa en las películas.

P.S. Mi Oscar particular para la unica mujer que me puede hacer olvidar a Scarlett Johansson por unos minutos. Devil wears Balenciaga,not Prada!

2 comentarios:

verolindapechocha dijo...

La verdad yo también sentí que los premios fueron más justos este año. Aunque pienso que el Oscar a mejor actor se lo debió haber ganado el sorprendente Leonardo Di Caprio. Hablo con conocimiento de causa, porque ayer pude ver "El último rey de Escocia" y la actuación de FW me pareció buena, pero no tan espectacular o conmovedora como me habían comentado.

Anónimo dijo...

A mi tb me parecio unos ganadores bien seleccionados y no cantados entre la argolla.

Steven Spielberg tiene mala punteria con el obturador de la camara cuando Ellen DeGeneres queria sacarse una foto con Clint...

Leuzor